CERTIFICADO ENERGÉTICO


Si va a vender o alquilar su vivienda solicítenos presupuesto para su certificado energético. Enviaremos un técnico para visitar su vivienda y tomar las medidas y datos necesarios para realizarlo y posteriormente haremos el registro de su certificado en la Junta de Andalucia.

El certificado energético es obligatorio y entró en vigor para ayudar a contribuir a la mejora de la eficiencia energética tanto activa como pasiva de nuestros edificios. las diferentes energías alternativas, o combinadas con las energías tradicionales, y también con sistemas de nueva generación que mejoran el rendimiento y minimizan el consumo. Por su parte, la eficiencia pasiva es la que se refiere a las condiciones y características arquitectónicas del edificio en el cual se introducen las energías para obtener el grado de confort.

La eficiencia pasiva está garantizada con el uso del CTE (Código Técnico de la Edificación) en las viviendas de nueva construcción, mientras que en las existentes resulta necesario encontrar el equilibrio entre la eficiencia activa y la pasiva, aspecto fundamental para llegar a consumos energéticos razonables.

Asimismo, la certificación de la eficiencia energética de los edificios es un distintivo reconocible y objetivo sobre las características de eficiencia energética de un edificio. Esto se materializa en forma de un certificado o etiqueta que permite valorar y comparar sus prestaciones a los compradores, arrendatarios y otros usuarios.

Se entiende por eficiencia activa la mejora de las instalaciones del edificio con el uso de las diferentes energías alternativas, o combinadas con las energías tradicionales, y también con sistemas de nueva generación que mejoran el rendimiento y minimizan el consumo. Por su parte, la eficiencia pasiva es la que se refiere a las condiciones y características arquitectónicas del edificio en el cual se introducen las energías para obtener el grado de confort.

Algunas voces han manifestado que este certificado energético podría ser una excusa para recaudar dinero, sobre todo, del ciudadano de a pie. Sin embargo, está claro que los beneficios son varios: se va a ahorrar energía, se va a ahorrar en coste de factura y, además, se van a crear empleos. Se podría decir que va a ser una inversión económica de los agentes implicados en este asunto y que va a beneficiar a la sociedad en general.

Asimismo, poseer un certificado energético de los edificios es un distintivo reconocible y objetivo sobre las características de eficiencia energética de un edificio. Esto se materializa en forma de un certificado o etiqueta que permite valorar y comparar sus prestaciones a los compradores, arrendatarios y otros usuarios.

La Rehabilitación Energética de Edificios es el eje sobre el que se debe reformular el sector de la edificación, que cuenta en España con 26 millones de viviendas, la mayor parte de ellas con un nivel de eficiencia energética muy bajo, y una de las herramientas que permitirá bajar el elevado índice de intensidad energética de nuestro país.

Eso sí, la eficiencia energética se debe aplicar desde el inicio del proceso y teniendo en cuenta todo el ciclo de vida del producto, edificio o servicio. Por tanto, la eficiencia energética es un compromiso de todos.

Con un simple gesto como regular una fuente de luz, colocar detectores de movimientos para que solo nos ilumine la zona cuando pasamos por un pasillo o gestionar de forma optimizada y eficiente un edificio son algunas formas de aplicar nuestro compromiso.