PISCINAS MANTENIMIENTO – INPROYECT


No es suficiente con cuidar bien el agua de tu piscina durante la temporada en la que la vas a utilizar, también es muy importante para asegurar mayor tiempo de vida útil de la misma, que lleves a cabo una preparación cuando vayas a dejar de usarla. El tratamiento que utilices va a depender de la instación y ubicación que tenga, así como de los litros de agua que contenga y del tamaño de tu piscina.

Por ello, es recomendable que calcules el volumen que tiene tu piscina antes de utilizar cualquier tipo de tratamiento,  y es importante también que mires  bien las instrucciones para ver la forma de aplicación, y las instrucciones de dosificación que te vendrán en cada producto.  Estos tratamientos son más recomendables utilizar al atardecer o por la noche. Si mantienes tu piscina bien cuidada durante el invierno, a la llegada de la temporada de baño todo será más sencillo y mucho menos económico.

Acontinuación te damos una pautas para que puedas calcular el volumen que tiene tu piscina. Saber ese dato te servirá para poder calcular la cantidad necesaria de tu tratamiento.

1- Profundidad media: Se obtiene de sumar la profundidad máxima con la profundidad mínima. Y ese resultado lo divides por dos.

2- Volumen: Dependiendo de la forma que tenga tu piscina tendrás un volumen u otro. Por eso si tu piscina es rectangular, podrás averiguar el volumen multiplicando el largo por el ancho por el resultado de tu profundidad media.  Si tu piscina es ovalada, tendrás que multiplicar largo, por ancho, por la profundidad media por el coeficiente 0,89. Y si tu piscina es redonda, la fórmula que debes aplicar es la de multiplicar el diámetro por el diámetro por la profundidad media y por el coeficiente 0,785,

 EN TEMPORADA DE PISCINA

Realiza el tratamiento químico necesario para la puesta a punto de la piscina:

1. Regula el valor del PH:
Mide el valor del PH con un analizador. El valor óptimo debe estar comprendido entre el 7.2 y 7.6. Si está por debajo, echa mano de un elevador de PH y, si se encuentra por encima, utiliza un reductor de PH. Añade el producto directamente sobre el agua y nunca a través del skimmer. Para dosificarlo correctamente, sigue las instrucciones del fabricante.

2. Desinfección del agua:
Para destruir hongos, bacterias, germenes del agua, aplica un cloro de desinfección rápida siguiendo las instrucciones del fabricante. El nivel óptimo de cloro debe estar entre 0,5 mg/l y 1,5 mg/l así que, una vez aplicado, espera unas horas y analiza nuevamente el agua con un analizador de PH y cloro libre para comprobar que los niveles son correctos.

El tratamiento por cloración salina es un proceso llamado de electrósisis que consiste en descomponer una sustancia mediante corriente eléctrica. Lo que hace es convertir la sal común que previamente se añade al agua, en un desinfectante activo.  Al incorporar sal al agua, y sometiéndola a un proceso de electrolisis, se forman iones de cloruro, muy eficaces para desinfectar.

Se debe añadir 4-5 kilos de sal pura por cada 1000 litros de agua y conectar el clorador a la depuradora. Este sistema evita el tratamiento químico del agua de tu piscina, evitando así poner los ojos rojos, la sequedad de la piel, y ese olor a cloro tan molesto.

Este sistema es válido para todo tipo de piscinas: privadas, públicas, balnearios, spa… y mantiene tu piscina en condiciones óptimas sin necesidad de utilizar cloro y otros productos químicos.

3. Prevención de algas: Cuanto más tardes en eliminar las algas de tu piscina más difícil será quitar el problema. Esta deja un aspecto verdoso en la superficie y puede llegar a ser resbaladiza. Es importante utilizar un algicida para prevenirlas. Deberás añadirla semanalmente, y de esta forma tu agua será transparente y evitarás los malos olores que las propias algas provocan. En el caso de que ya las tengas, además de un algicida, tendrás que utilizar una cantidad de cloro adiconal para que desaparezcan.


4. Floculación:
En muchos casos en tu piscina se acumulan partículas que los filtros no pueden retenerlas como el polvo, las sales… por éso es importante que utilices un floculante, que es un producto que los aglutina de forma que los filtros puedan atraparlos. Para que el efecto de floculación sea óptimo, no olvides que el PH debe encontrarse entre el 7.2 y el 7.6.

¿Qué es el invernaje de tu piscina?

Es la preparación necesaria para mantenerla en las mejores condiciones durante la época de otoño e invierno. Si no la realizas deberás hacer los siguientes pasos antes de utilizarla:

1. Vacía la piscina y límpiala con un producto desincrustante: Si la piscina es de gresite no utilices limpiadores a presión para no romperlos. Si observas que el material del vaso está roto o con fisuras, haz las reparaciones oportunas ya que si no al utilizarla los desperfectos irán a más.

2. Limpia en profundidad la depuradora: La depuradora y todos sus filtros y demás, deben estar totalmente a punto para utilizarla.

3. Tras el llenado aplica el desinfectante y, después el algicida y otro floculante. Échalo alrededor del perímetro de la piscina.

Mantenimiento de la piscina durante la temporada

Lo puedes hacer de dos formas:

1. Si eliges con cloro:

Utiliza cloro de 4 efectos (cloro, algicida, floculante y antical), cloro de 5 efectos (que suma el mantenedor de PH) o bien cloro de 10 efectos, que ofrece efecto estabilizador del PH, abrillantador, bactericida, clarificador y fungicida.

También existe un cloro de multifunción que no contiene sulfato de cobre por lo que es aconsejable para piscinas de liner o de poliéster ya que no daña las paredes.

Aplicación: Estos productos vienen en bloques de 500 gramos o en pastillas de 200 gramos que son más fáciles de aplicar.

-Si tu piscina dispone de sistema de depuración, introduce las pastillas en el skimmer: así se disolverán correctamente. Sigue las instrucciones del fabricante para saber cuántas pastillas tienes que colocar, según los metros cúbicos que tenga tu piscina. Repite la operación semanalmente.

– Si tu piscina no dispone de sistema de depuración, coloca las pastillas en dosificadores flotantes, así conseguirás que se disuelvan correctamente al ritmo que necesitan.

Las pastillas o bloques de cloro son capaces de mantener limpia el agua de la piscina durante toda la temporada siempre y cuando no descuides las labores periódicas de mantenimiento.

2. Con oxígeno activo: 

Es una solución alternativa. Su ventaja es que el oxígeno activo es inoloro, incoloro e inocuo y no irrita los ojos ni la piel ni amarillea el pelo.  Al ser menos agresivo no desgasta los materiales, y no tiene los riesgos que implica la mala utilización del cloro tanto para la salud como para el medio ambiente.

Además de aplicar cloro y oxígeno activo para conseguir que el agua esté limpia recuerda controlar el nivel de PH y de cloro libre. Limpia el limpiafondos de la piscina al menos una vez a la semana. La depuradora debe estar en funcionamiento 8 horas al día como mínimo, mejor cuando no haya nadie bañándose. Es conveniente también utilizar la redes para retirar insectos, hojas, semillas y suciedad de la superficie del agua.

¿Cómo prepararnos cuando termina la temporada?

Es importante dejar lista el agua de la piscina para que pase el invierno sin perder propiedades.  Si realizas esta parte correctamente, la puesta en marcha en verano te resultará más sencilla, mucho más económica.

1. Acondiciona las instalaciones para el invierno.

-Baja el nivel del agua unos 20 cm.

-Deposita flotadores para evitar que el hielo presione las paredes del vaso.

-Lava los filtros y engrasa las válvulas.

-Limpia y protege la bomba.

-Si tienes lona de protección, colócala.

-Aplica el producto invernador, en la dosis que prescriba el fabricante.

No olvides que tendrás que aplicar una primera dosis de este producto a partir de Octubre o Noviembre y una segunda en Enero o Febrero. (Asegúrate de ello leyendo las instrucciones del producto)

2. El invernador es un tratamiento fácil de aplicar y muy efectivo.

Suelen ser de uso universal para cualquier tipo de piscina con o sin cobertor y no requieren más mantenimiento durante el invierno.

3. Mantenimiento de los filtros.

Para el invernaje es recomendable utilizar un producto específico para los filtros y sus componentes. Su trabajo consiste en desapelmazar la arena y mejorar la vida útil y capacidad de filtración.

 Solicítenos información sin compromiso.

info@inproyect.es 952 92 73 99

 Escrito por Mariló Cortés.
Dpto. contenidos INPROYECT

MarbellaMálaga Estepona Fuengirola Míjas Benahavís Ojén

Legalización Licencias aperturaCertificado EnergéticoProyectos Energía SolarPiscinas de ArenaReformas Aire Acondicionado Electricidad

SITUACIÓN

SITUACIÓN MARBELLA